miércoles, 21 de marzo de 2012

RON & BLUES

9 de marzo de 2012. Sala Hebe

Con poco más de un año de vida como banda RON & BLUES se han hecho con un importante hueco dentro de las programaciones de conciertos de la capital. Algo que no es de extrañar viendo el nivelazo que poseen sus componentes a la hora de interpretar los temas de clásicos del blues, hard setentero y rock sureño que forman los set lists de sus actuaciones, adaptándolas al recinto donde éstas tengan lugar más o menos cañeras según lo requiera la audiencia.

En este caso los tres componentes que en algún momento formaron o siguen formando parte de la historia de Casablanca: Juanjo Temiño (voz y guitarra), Nano Hervás (bajo y voces) y Pachi Escolano (guitarra), acompañados por Celes Albizu (batería, ex Coyotes, ex Malevaje), se marcaron un show lleno de feelin’ y electricidad, tirando de repertorio más duro y rockero apropiado para el público del mítico local vallecano que presentó una muy buena entrada rondando los tres cuartos de aforo.
Empezamos a disfrutar con “Whiskey Man” (Molly Hatchet), tema perfecto para empezar a movernos con su rollo boogie sureño que sirvió para ir calentando la voz de Juanjo en un tono más áspero, bajándolo un poco a continuación con la más rítmica “Let Me Roll It” (Paul McArtney) en la que lucieron los dibujos de guitarra a ritmo lento, acelerando un poco más en la contagiosa “You Don’t Love Me” (Allman Brothers) que nos hizo mover el pie sin remisión para cerrar el primer bloque.
Llegamos a una parte tan entrañable como interesante para disfrutar con cuatro perlas de nuestro rock nacional, la siempre sentida “La Copa” (Ñu) coreada por los presentes con devoción como si tuvieran delante al mismo Molina, la divertida y bailada “Made In USA” (Cucharada) que sin ser muy conocida también tuvo buena acogida por su irónico rollo, como lo tiene el blues por excelencia de Rosendo y Cia. “La Fina” (Leño) que salió adelante a pasar de algún pequeño despiste en su letra y con las guitarras sonando magníficas, sobresaliendo aún más en una tremenda “El Blues Del Crítico” (Coz) que para ser un tema inédito está totalmente vigente con su mordaz argumento sobre algunos “críticos musicales”.
Después de este rato de buenos recuerdos patrios a ritmo de blues, subió el voltaje con “Rock n Roll Hoochie Koo” (Johnny Winter) siempre especial, más todavía con “The Jack” (AC/DC) que incluían por primera vez en sus conciertos y que sacaron adelante perfectamente con el respetable ya rendido a esas alturas al buen hacer del cuarteto, con Nano que metiendo unas divertidas voces durante el transcurso de la parte lenta del tema quedando muy curioso.
Seguía la fiesta con el imborrable recuerdo para “Shinkicker” (Rory Gallagher) que siempre acaba siendo una de las que más me gusta de los conciertos de Ron & Blues, como lo es “Hard To Handle” (Otis Reading – The Black Crowes) pura fiesta enérgica y eléctrica, más en la onda de la banda de los Hermanos Robinson que en la del mito del Soul, resultando fantástica con tremendo solo a cargo de Pachi, mientras Nano y Celes marcaban el ritmo sin parar de sonreir.
Pero amigo, para ver lucirse a Pachi en plenitud hay que esperar a “Free Bird” (Lynyrd Skynyrd), donde el sentimiento y la pasión se apoderan del guitarrista, al igual que del resto del grupo, exhibiéndose para crear un clímax al alcance de muy pocos, no hay más que escuchar las ovaciones que se llevan siempre al final de solo y del tema, sencillamente inmensa como siempre que les he visto, y son ya casi una docena.
Tampoco se quedó atrás la interpretación de “Tush” (ZZ Top) a la que Juanjo le da siempre un tremendo rollo tirando de registros más aguardentosos en su voz bien respaldado por el resto del grupo, y con la que en teoría debían haber concluido su actuación.
Pero ante la insistencia del personal y gracias a la flexibilidad de los encargados de la sala pudieron ofrecernos otro nuevo estreno, en este caso algo menos previsible, fue “Money” (Pink Floyd) que ejecutaron con bastante fidelidad y gusto quedándoles muy bien para cerrar definitivamente y mandarnos a casa, o a seguir la fiesta.
Como decía antes he visto a Ron & Blues un montón de veces, desde su primera actuación en enero de 2011 en el Rey Lui de Majadahonda, y nunca me aburro con ellos, algo que tiene aun más mérito por su parte ya que los palos que tocan no son mis favoritos, pero están consiguiendo que empiecen a serlo. Lo hacen con tanta energía, buen rollo y encanto, que un no puede por menos que repetir una y otra vez.
La próxima cita, además gratis como es habitual, será el 21 de abril en la Custom Spring de Alcorcón junto a Eric Sardinas y a Credence Factory (banda de versiones de Credence Clearwater Revival). Yo al menos no pienso perdérmela, ¿y tú?
Texto: Mariano Palomo
Fotos: Diego L. Pérez

1 comentario:

Ron&Blues dijo...

Muchas gracias por la crónica, sólo esperamos seguir dando motivos para recibir estas flores que tanto agradecemos, salu2!!